Optimizada 1280 pixels de ancho

martes, 9 de noviembre de 2010

El Papa Clemente XII - Primer ataque a la masonería

El Papa Clemente XII mantuvo su mandato entre el 1730 y 1el 1740, siendo el Papa número 246 de la Iglesia Católica. Fue una figura clave para la Masonería en cuanto a la persecución que esta sufrió y sigue a sufrir por parte de este estamento religioso.

Su nombre de nacimiento era Lorenzo Corsini , fue el primogénito del conde palatino Bartolomeo Corsini y de su esposa Elisabetta Strozzi, de la casa marquesal de Forano y sobrino, primo y tío de cardenales. Aun siendo el primogénito renunció a este estatus para ingresar en la carrera sacerdotal a la muerte de su padre. Pero dejemos aquí la biografía, por otra parte, fácilmente consultable en cualquier enciclopedia, y vayamos ya a su relación con la masonería.

 No es necesario afirmar que los principios masónicos son considerados como contrarios a la Iglesia Católica ya que, según esta, atentan a los principios fundamentales de la misma; por no citar que nos acusa de socavar constantemente los cimientos de la misma con el fin de extinguirla. No es hora ni momento de entrar en este debate, pero este punto ha de quedar claro para entender lo que sigue.

Dado que en virtud a lo expresado arriba, la Masonería fue vista como un peligroso contrincante, la Iglesia Católica pasó al ataque al igual que ya hiciera con los Templarios o con los Cátaros anteriormente. El 24 de Abril de 1738 el Vaticano promulga la primera Constitución Apostólica firmada por el Papa Clemente XII; se trata de la Encíclica "In Eminenti" y en ella se plasma claramente y sin posibilidad de malas interpretaciones el rechazo total a la Masonería.

Hemos resuelto y decretado condenar y prohibir ciertas sociedades, asambleas, reuniones, convenciones o sesiones secretas, llamadas francmasónicas o conocidas bajo alguna otra denominación. Las condenamos y las prohibimos por medio de esta Constitución, la cual será considerada válida par siempre. Recomendamos a los fieles abstenerse de relacionarse con dichas sociedades...para evitar la excomunión, que será la sanción impuesta a todos aquellos que contravinieren esta orden"

Pero hay más mucho más, ya que la Encíclica refleja el impacto de la Masonería en la sociedad de su tiempo y en las esferas de poder ( Monarquías absolutista en aquellos tiempos) y que llevaron a los gobiernos también prohibirla al considerar un riesgo sus principios de igualdad. Da plenos poderes al estamento de la Inquisición para perseguir a todo sospechoso de pertenencia y a usar los medios necesarios para erradicar la herejía masónica que, por si fuera poco, hace extensible a toda la sociedad.

Es decir, la Encíclica "In Eminenti" no se ciñe sólo a los miembros de la Iglesia o a sus seguidores sino que condena y prohibe en toda la sociedad. Aquí cabe preguntarse ¿con qué derecho un estamento religioso prohibe o trata de imponer sus criterios a aquellos que no creen en ella y  que, por lo tanto, no forman parte de su seno?

 Pero esta pregunta la dejo en el aire, cada cual que la responda como mejor crea. Lo que importa son los hechos probados y estes no son otros que el Papa Clemente XII fue el primero en dejar escrito que la Masonería era una herejía para la Iglesia y que como tal debía ser perseguida y erradicada.

1 comentario:

  1. En realidad, detrás del concepto "herejía" se encuentra el de poner en tela de juicio "el indiscutible magisterio de la santa madre iglesia" lo que no es poco, además es cierto.
    Fue gracias a la masonería que se rompió el control indiscutible de Roma sobre el mundo y se avanzó hacia la modernidad.
    Mis felicitaciones por su blog.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...